México necesita un proyecto ciudadano por encima de los partidos políticos, sin jerarquías

 25 de enero  de 2017 

MÉXICO NECESITA UN PROYECTO CIUDADANO POR ENCIMA DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS, SIN JERARQUÍAS 

“El cambio que urge tiene que comenzar por revertir de manera definitiva el alza de los combustibles y la Reforma Energética”; así lo señaló el Ing. Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, durante la conferencia magistral, “Un Nuevo Proyecto de Nación”, ofrecida hoy en un conocido hotel del Centro de la Ciudad de México. 

Durante las mesas de diálogo organizadas por las fundaciones Lázaro Cárdenas, Friedrich Ebert-México y la A.C. Por México Hoy, en donde se dieron cita, la sociedad civil, organizaciones sociales, académicos, estudiantes, periodistas, entre otros, Cárdenas Solórzano, manifestó: “el gobierno no debe de seguir abonando a la inestabilidad interna, ya que mantenerse en el neoliberalismo depredador y entreguista solo aumentará la dependencia del exterior y contribuirá con una mayor concentración del ingreso en los grupos,  ya de por sí, más privilegiados y con todo ello a aumentar la irritación social”. 

Aseguró que sustituir el ingreso que se pretende obtener con el alza de las gasolinas se podría solventar con un recorte drástico a la alta burocracia, la supresión de las indignantes erogaciones en publicidad oficial, así como el uso de escoltas y otras partidas que se pueden reducir a fin de poner en marcha el proyecto de nación y de sociedad, destinado y decidido por los mexicanos en mayoría democrática.   

Añadió: “México se encuentra como nunca antes, en la memoria de las generaciones actuales, en las condiciones de mayor deterioro político, social y económico, las últimas décadas han sido de retroceso continuo dentro de un modelo de desarrollo impuesto por intereses ajenos y el entreguismo local en calidad de socio menor, en el que la economía se ha vuelto más dependiente y socialmente depredadora, se han destruido tejidos productivos en sectores clave”. 

Aseveró que existe un profundo desánimo social, una creciente desigualdad en la distribución del ingreso, incremento de la pobreza y un fuerte descrédito institucional así como una irrefrenable corrupción dentro y fuera de las esferas oficiales, protegida por la impunidad, a lo que se debe agregar las amenazas que han empezado a llevarse a la práctica del presidente de los EU. En el tema de la política exterior indicó que el Gobierno Federal está paralizado, e hizo un llamado al titular del Ejecutivo para cancelar su visita a E.U., y buscar una posición digna frente a la confirmación de la construcción del muro. “De cumplirse las promesas de Donald Trump, algunos de los peores problemas de México se agudizarán”. 

Para concluir exhortó a hacer una amplia convocatoria en todo el país, construir la base social y política que impulse al proyecto pero adelantó que tiene que existir unidad y tiene que ir más allá de los individuos, con el fin de generar una revolución política, “conviene hacer un llamado a todos los grupos que se identifican con las izquierdas, gente sin partido y con partido, una reunión sin jerarquías, ni candidatos”. 

Al inaugurar las mesas de diálogo “Proyecto Ciudadano Para México”, Dante Delgado, coordinador nacional de Movimiento Ciudadano, lamentó que México tenga hoy una clase política sin clase, sin honor, sin principios y sin preparación. “Un estado violento y represor, que permitió un 68 y después un Ayotzinapa. Un estado que intenta censurar a los medios y a las redes. Que desinforma. Que miente”, aseguró. 

Ante tal panorama, señaló que nuestro país necesita que la nueva política surja desde la ciudadanía, que haga valer una mayoría que ya existe y rescate a las instituciones que llevan demasiado tiempo secuestradas por una pequeña minoría. “Poner a las fuerzas de la sociedad por encima de los partidos, demostrar que es posible organizarnos por encima de nombres, colores y membretes. México necesita un Proyecto Ciudadano y este Movimiento estará al servicio de ese proyecto”, subrayó. 

El representante de la fundación Friedrich Ebert-México, Hans Mathieu, manifestó que es posible construir un nuevo proyecto de nación siempre y cuando se discuta y se construya el poder desde y para los ciudadanos. 

Durante la mesa de diálogo, “¿Cuál es el proyecto que México necesita?, el escritor Juan Villoro, expresó que es posible imaginar un país diferente, si combatimos la apatía militante. “Hace falta otra respuesta, la respuesta ciudadana. Pasar de una democracia representativa a una democracia participativa”. 

“¿Qué hacer? Un movimiento que apele a objetivos precisos. A aquellos que nos puedan unir, que rescate la soberanía nacional. Una lucha contra la discriminación. Un llamado a caminar juntos”, indicó. El escritor hizo hincapié en la debilidad de la política exterior mexicana frente a las amenazas del exterior. “Mientras el presidente de EE.UU. construye un muro, el presidente de México sólo habla con la pared”, advirtió. 

El senador Alejandro Encinas, dijo que es necesario canalizar el hartazgo de la sociedad frente a la clase política. “Tenemos que construir un movimiento que se convierta en una mayoría y que sea una oposición real que recupere nuestro país”. 

En la segunda conferencia magistral, “El Poder de los Ciudadanos”, Mauricio Merino, lamentó el descrédito de nuestras instituciones y, dijo que lo que podemos hacer es decirnos la verdad. “Estamos ante la necesidad de un proyecto democrático que le dé sentido y reflexión a la vida política, y no debemos creer que un solo cambio de mando ayudará”. 

“Vamos a revolucionar el país desde las instituciones y necesitamos una revolución en las conciencias de la ciudadanía”, añadió.

El doctor Merino explicó que nunca habíamos tenido tantos medios para revertir los abusos de quienes han humillado la dignidad del país. “Tenemos las posibilidad y el deber de exigir transparencia y que se respeten los derechos. Tenemos que trabajar por el empoderamiento de los ciudadanos”. 

En una fuerte crítica  Mauricio Merino, añadió que la democracia no es un problema de turnos. Tenemos que recuperar su sentido. La democracia no es propiedad de los intermediarios. “La revolución que le hace falta a este país es una en donde los gobernantes y legisladores no sean corruptos. Para cambiar a México es necesario que nos organizamos y recuperamos el poder que nos ha sido arrebatado”, concluyó. 

En la mesa de diálogo, “Devolver el Poder a los Ciudadanos”, Emilio Álvarez Icaza, defensor de los derechos humanos, expresó que nuestro dilema tiene que pasar por la construcción de valores democráticos. “La indignación no es suficiente. Tenemos que cambiar la furia por alegría”. 

Por su parte el periodista Ricardo Raphael, añadió que no es posible cambiar el país, si tenemos una clase política que no toma en cuenta a la sociedad. “El atasque como forma de gobierno se ha reproducido y replicado por parte de los malos gobernantes. Nos llegó la hora de ser adultos y hacer una política que mire a los ciudadanos y trabaje a su lado”. 

Para dar por concluidas las mesas de diálogos “Proyecto Ciudadano Para México”, el doctor Alejandro Chanona, presidente de la Fundación Lázaro Cárdenas, dijo que estas mesas de diálogo nos permiten encontrarnos y pensar juntos un nuevo proyecto de nación. 

En esta jornada también participaron Lourdes Morales, Politóloga de la Red por la Rendición de Cuentas; Víctor Manuel Borrás, Financiero, Jesús Rodríguez Zepeda, Académico de la UAM y María de los Ángeles Moreno, catedrática de la UNAM y como moderadores, Pilar Lozano Mac Donald, Secretaria General de Acuerdos de Movimiento Ciudadano, así como el diputado federal, Jorge Álvarez Máynez. 

DANOS TUS COMENTARIOS

¡Comenta, comparte tu opinión y continúa informándote de los artículos que te compartimos en Movimiento Ciudadano!

SÚMATE

¿Estás en contra de que compren la voluntad ciudadana?
¡Regístrate aquí!

* Todos los campos son requieridos