México necesita un Presidente concentrado en salvar vidas y en gobernar para todos, no preocupado por la debacle electoral de su partido

Ciudad de México, 14 de abril de 2020

La crisis sanitaria y económica que enfrenta México no tiene precedentes en la historia. Exige un liderazgo que promueva no sólo la unidad nacional, sino un gran acuerdo para atender la emergencia económica que se avecina y contener con eficacia el avance de la epidemia de Coronavirus. Sin embargo, el Presidente hoy está más atento a la política electoral.

Preocupado por la caída de casi 20 puntos en las preferencias electorales de su partido, Morena, el Presidente de la República hoy sugirió que se adelante la consulta de revocación de mandato para que coincida con las elecciones intermedias de 2021. Pareciera que tenemos un Presidente que sigue con mayor atención las encuestas electorales que los indicadores de contagio y letalidad del COVID-19; que sigue con mayor detenimiento y preocupación los escenarios electorales desfavorables para su partido, en lugar de las proyecciones económicas desfavorables para el país.

El Presidente se olvida del texto constitucional que su propio partido aprobó y que él promulgó, donde se estableció que la revocación de mandado no podrá ser coincidente con fechas electorales. Su planteamiento lo único que busca es lanzar un salvavidas a su partido para las elecciones de 2021; su planteamiento demuestra que ya le urge volver a hacer campaña.

Pero eso no es lo que le urge al país. Este es no el momento de pensar en las elecciones del 2021, es el momento de concentrarse en dotar de insumos suficientes al personal médico y a los hospitales; de concentrarse en construir un gran acuerdo nacional para salvar los empleos de los mexicanos y la planta productiva del país.

En la hora crítica de México, es momento de pensar en ventiladores y camas de terapia intensiva, y no en proselitismo electoral; es momento de calcular el impacto en las micro y pequeñas empresas y en el futuro del trabajo, y no en cálculos de intención del voto y preferencias electorales.

Por ello, Movimiento Ciudadano insiste en la urgencia de convocar a un gran acuerdo nacional para hacerle frente a esta doble crisis, sanitaria y económica. Ya hemos presentado una propuesta de Plan Económico Emergente, de la mano con el Consejo Consultivo “Pensando en México”, académicos y organizaciones civiles, para lograrlo.

Convocamos al Presidente a recalibrar sus prioridades con la camisa de Jefe de Estado puesta; a hacer planes y cálculos a futuro, pero para salvar vidas de mexicanos y para rescatar la economía nacional, no para recuperar algunos puntos en las encuestas. Hoy no hay otra prioridad más que enfrentar esta crisis con unidad, inteligencia y responsabilidad.

 

Senador Clemente Castañeda Hoeflich

Coordinador Nacional de Movimiento Ciudadano

DANOS TUS COMENTARIOS

¡Comenta, comparte tu opinión y continúa informándote de los artículos que te compartimos en Movimiento Ciudadano!

SÚMATE

¿Estás en contra de que compren la voluntad ciudadana?
¡Regístrate aquí!

* Todos los campos son requieridos