Movimiento Ciudadano combatirá la política hostil del Gobierno Federal hacia el medio ambiente

El Gobierno Federal pretende conducir a México a un preocupante retroceso energético.

La hostilidad del Gobierno Federal contra las energías limpias pone en riesgo la salud de los mexicanos, el medio ambiente y el porvenir de México.

 Ciudad de México, 7 de mayo de 2020

Mientras el mundo se plantea cómo diseñar planes de reactivación económica verde después de la crisis de COVID-19 y cómo trascender un mercado de energías fósiles en franca crisis, en México las autoridades federales no sólo van en sentido contrario en materia energética, sino que aprovechan la emergencia sanitaria para seguir dando pasos atrás con una política hostil hacia las energías limpias y hacia el medio ambiente. 

El acuerdo publicado hace unos días por el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), para Garantizar la Eficiencia, Calidad, Confiabilidad, Continuidad y Seguridad del Sistema Eléctrico Nacional, con motivo del reconocimiento de la epidemia de enfermedad por el virus SARS-CoV2 (COVID-19), al suspender indefinidamente la operación de centrales de energías limpias, es un retroceso institucional y una regresión en materia de derechos que en Movimiento Ciudadano no podemos pasar por alto. 
 
Con el pretexto de la pandemia, este Acuerdo plantea barreras y obstáculos a la generación de energía limpias, particularmente a las de centrales eléctricas, eólicas y solares; además, da pasos injustificados hacia políticas energéticas de quema de combustibles fósiles, que transgreden el derecho a la salud y a un medio ambiente sano. Todo esto sin mencionar la cuestionable legalidad del Acuerdo, que atropella derechos adquiridos por terceros que tenían vigentes proyectos de generación de energías limpias, que invade las atribuciones de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y que viola la Ley de Transición Energética y la Ley General de Cambio Climático.
 
Este Acuerdo de CENACE muestra dos rostros inequívocos de la administración federal:
 
-Por una parte, la insistente invasión de competencias y concentración del poder, en este caso por parte de la Secretaría de Energía, quien pretende pasar por encima de los tratados internacionales, de la legislación mexicana y de las atribuciones de la CRE, y quien al fiel estilo de esta administración, por decreto, pretende pasar por alto la ley y los derechos de las y los mexicanos, y
 
-Por otra parte, más importante aún, muestra la clara enemistad de este proyecto de gobierno contra el medio ambiente sano y contra las energías limpias, un proyecto de gobierno que privilegia por encima de los derechos de las personas, un modelo caduco de energías fósiles y de falta de competitividad en el sector energético.
 
Impedir arbitrariamente la entrada en operación de plantas de generación de energías limpias y renovables es, en sí mismo, un atropello al derecho de las personas a tener un medio ambiente sano. Pero también es una violación a la Ley de Transición Energética, que establece metas específicas de participación de energías limpias en el mercado eléctrico, siendo la meta para 2021 de 30 %, y a la Ley General de Cambio Climático que igualmente establece metas para la reducción de emisiones. Con este Acuerdo de CENACE, contradictoriamente, se abre la puerta a proyectos de generación de electricidad a base de combustóleo, más caras y más dañinas para la salud y el medio ambiente, así como incompatibles con los objetivos de las citadas leyes.
 
Movimiento Ciudadano no está dispuesto a permitir que México de pasos atrás en materia energética. Esta acción se suma a la insistente apuesta por un mercado petrolero en crisis y una empresa en quiebra como Pemex, que apenas el primer trimestre del año tuvo una pérdida histórica a nivel global de 500 mil millones de pesos, y a la obstinación de continuar con proyectos como la Refinería de Dos Bocas, económica y ambientalmente condenados al fracaso.
 
México no puede unirse a ese club de países que niegan el cambio climático, que le apuestan a modelos caducos de generación de energía y que son los protagonistas del problema climático global. En Movimiento Ciudadano, por el contrario, tenemos la convicción de que México debe asumir un liderazgo en materia de combate al cambio climático y modernización energética. En Movimiento Ciudadano creemos en los derechos de la naturaleza y en los derechos de las personas a vivir en un medio ambiente sano.
 
Por ello, Movimiento Ciudadano anuncia las siguientes acciones:
 
1. Citar a comparecer ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión a la titular de la Secretaría de Energía, para que explique las razones de esta política regresiva y los motivos por los que este Gobierno ha decidido darle la espalda al medio ambiente, violar nuestra legislación energética y los tratados internacionales como el Acuerdo de París.
 
2. Analizar las vías jurídicas idóneas para combatir, tanto en la jurisdicción mexicana como en la multilateral, el Acuerdo de CENACE, que al obstaculizar la generación de energías limpias y privilegiar el uso de combustibles fósiles, lastima severamente el derecho a la salud y el derecho a un medio ambiente sano, transgrediendo la Constitución, las leyes mexicanas y los tratados internacionales.
 
Convertir una ideología y las creencias en una política de Estado que, ultimadamente, viola los derechos de los mexicanos y destruye el medio ambiente, es algo que desde Movimiento Ciudadano no permitiremos. Queremos que a las y los mexicanos se les reconozca su derecho a un medio ambiente sano y su derecho a tener energías limpias.

DANOS TUS COMENTARIOS

¡Comenta, comparte tu opinión y continúa informándote de los artículos que te compartimos en Movimiento Ciudadano!

SÚMATE

¿Estás en contra de que compren la voluntad ciudadana?
¡Regístrate aquí!

* Todos los campos son requieridos