Movimiento Ciudadano impulsa un Ingreso Vital y convoca a debate nacional para hacer realidad este derecho frente a la emergencia del COVID-19

13 de Mayo de 2020

Hoy el Gobierno Federal anunció el plan para regresar a la “nueva normalidad” de las actividades. En Movimiento Ciudadano creemos que no habrá normalidad posible si no le tendemos la mano a los millones que hoy están perdiendo su empleo y sus ingresos.

¿A qué normalidad queremos regresar con millones de mexicanos y mexicanas que perdieron su empleo y su sustento? Para millones de mexicanos no habrá normalidad si el Estado no actúa pronto.

Movimiento Ciudadano coincide con las organizaciones civiles y legisladores de distintos partidos políticos sobre la urgencia de establecer como derecho el ingreso vital y abre el debate con el proyecto de Ley del Ingreso Mínimo Vital.

La peor parte de la crisis económica generada por la pandemia de Coronavirus es la merma en el ingreso para millones de hogares mexicanos: estamos viviendo una tragedia laboral inédita en nuestra historia y el Gobierno de la República debe responder con grandeza y magnanimidad, puntualizó el senador Clemente Castañeda, coordinador nacional de Movimiento Ciudadano.

“En Movimiento Ciudadano creemos que el Estado mexicano debe establecer cuanto antes un ingreso vital de emergencia”, dijo el senador a través de una conferencia virtual.

“El ingreso vital es indispensable porque los programas del Gobierno Federal no están diseñados para atender los efectos de esta crisis. De una parte, hay alrededor de 32 millones de personas que no están contempladas como beneficiarias de los programas federales; y de otra, lo que esos programas ofrecen es insuficiente para afrontar esta crisis. Tampoco alcanzan los microcréditos que está entregando el gobierno”.

Las personas que se están quedando en casa, dijo Castañeda, están generando un bien público para la salud de todos y para prevenir la propagación del COVID-19, sin embargo, están asumiendo altos costos individuales al detener sus actividades laborales.

“Ponemos la iniciativa de Ley de Ingreso Mínimo Vital a disposición de las y los legisladores que han impulsado dicho ingreso, de las organizaciones sociales que lo promovieron y del gobierno, con tres propósitos: el primero es expresar, clara e inequívocamente, la posición de Movimiento Ciudadano en ambas cámaras a favor de esta decisión; el segundo, hacer notar que debemos convertir la propuesta en un derecho; y tercero, abrir la puerta para el debate de fondo sobre el curso que tomará la economía mexicana y sobre el papel que debe desempeñar el Estado”, dijo Castañeda.

Movimiento Ciudadano es la primera fuerza política que pone sobre el papel el proyecto de Ingreso Mínimo Vital, que plantea:

1. Ante situaciones especiales, como contingencias o sucesos imprevistos que afectan gravemente la economía nacional, la ocupación laboral y las remuneraciones de las personas, el Estado deberá garantizar el derecho a un Ingreso Mínimo Vital a todas las personas que vean afectados sus ingresos económicos.

2. Los beneficiarios son las personas trabajadoras que hayan perdido su empleo y las personas que vean mermados sus ingresos económicos ante la imposibilidad de realizar sus actividades laborales debido a la ocurrencia de una situación especial.

3. El Ingreso Mínimo Vital será entregado durante 3 meses a las personas beneficiarias y podrá ser renovado por 2 meses adicionales en caso de que sea necesario.

4. El valor del Ingreso Mínimo Vital será equivalente al valor mensual del salario mínimo, que para el año 2020 es de 123.22 pesos al día, es decir, 3 mil 696.6 pesos mensuales y poco más de 11 mil pesos durante los tres meses.

5. El Poder Ejecutivo, a través de la Secretaría de Bienestar, ejecutaría esta Ley; el INEGI contribuye con la declaración de situación especial y, junto con el IMSS, establece los grupos ocupacionales; mientras que el CONEVAL evaluaría y vigilaría el programa.

México registró en abril pasado más de medio millón de empleos formales perdidos y se calcula que la caída podría alcanzar hasta el millón y medio; esto, sin contar que el 55% de la Población Económicamente Activa de México trabaja en la informalidad, por tanto, el total es aún incierto.

El CONEVAL planteó en su estudio titulado “La política social en el contexto de la pandemia por el virus SARS-CoV-2 (COVID-19) en México”, que se podrían generar hasta 10 millones de personas más en situación de pobreza por ingresos y entre 6 y 10 millones más en situación de pobreza extrema.

El Ingreso Mínimo Vital, recomendado por la ONU, CEPAL y el Banco Central Europeo, entre otras, está en proceso de implementación en países europeos como España e Italia, y latinoamericanos como Chile y Brasil. Y actualmente se discute en Estados Unidos, Alemania y Francia.

“¿Habrá que modificar el presupuesto?, sí, para financiar los montos que requiera el reconocimiento de este derecho. México tiene que ser solidario. Mucho menos de lo que se requiere se ha perdido en Pemex en apenas unos meses; menos de lo que requieren las obras públicas en curso; menos, mucho menos, de la disponibilidad de recursos del Estado mexicano. Que no se diga que no alcanza”, dijo Castañeda.

Para Movimiento Ciudadano, el Ingreso Mínimo Vital es un derecho que para hacerlo realidad requiere del más amplio consenso. Para abrir el debate y sumar voces, enviaremos la propuesta a distintos actores sociales, políticos, económicos y académicos, realizaremos una serie de consultas y seminarios virtuales para debatir y perfeccionar esta iniciativa con carácter urgente. Además, llevamos la propuesta a la plataforma change.org para sumar el apoyo de los ciudadanos (https://www.change.org/ingresovital).

DANOS TUS COMENTARIOS

¡Comenta, comparte tu opinión y continúa informándote de los artículos que te compartimos en Movimiento Ciudadano!

SÚMATE

¿Estás en contra de que compren la voluntad ciudadana?
¡Regístrate aquí!

* Todos los campos son requieridos