Un Presupuesto centralista y discrecional está condenado al fracaso

Ciudad de México, 20 de noviembre de 2019.

El proyecto de Presupuesto de Egresos presentado por el Ejecutivo y pendiente de aprobación en la Cámara de Diputados es un presupuesto que no recoge las aspiraciones de las y los mexicanos.

El presupuesto de una nación debe reflejar las prioridades no solo del gobierno en turno, sino fundamentalmente las aspiraciones de un país. En Movimiento Ciudadano no podemos imaginar un presupuesto que se olvide de la salud y del campo, que se olvide de fortalecer a las instituciones de seguridad pública de los estados y municipios, que castigue las políticas del medio ambiente y fomento cultural, que reduzca la inversión pública y se centre casi exclusivamente en las ideas y proyectos de infraestructura y asistencialismo del presidente en turno.

De manera particular:

1) En Movimiento Ciudadano nos preocupa que México tenga un presupuesto incongruente. Se trata de un presupuesto que no salvaguarda derechos y ni siquiera es consistente con las reformas impulsadas por esta administración: los recortes a la educación, a la salud, a la seguridad, a la cultura y al campo no son acordes con las reformas aprobadas en estas materias.

Por ejemplo, se reconoció el derecho a la educación inicial y a la educación superior, pero no hay congruencia presupuestal; se hizo una reforma constitucional en materia de seguridad pública, pero no hay un esfuerzo claro para fortalecer a las policías locales; se aprobó una reforma para “universalizar” el acceso a la salud, pero no hay suficiencia presupuestal para lograrlo ni siquiera en el largo plazo; se habla de compromiso con la cultura y el medio ambiente pero las reducciones son drásticas.

2) Movimiento Ciudadano no puede otorgarle un voto de confianza para el ejercicio presupuestal a un gobierno que ha dado muestras claras de ineficiencia, discrecionalidad, insensibilidad y de una comprensión equivocada de las políticas de austeridad.

Un gobierno que un día asegura haber ahorrado 500 mil millones de pesos en nueve meses y otro día 166 mil millones en once meses, sin acreditar ni transparentar la información, o un gobierno que abiertamente plantea esquemas de opacidad y discrecionalidad en la reasignación de ese supuesto ahorro es un gobierno que no puede tener un voto de confianza. Ni el esquema de asignaciones directas en las compras gubernamentales, ni los recortes presupuestales implementados por esta administración son compatibles con las necesidades de los mexicanos, como quedó evidenciado con la crisis de desabasto de medicamentos y la retención de casi 800 millones de pesos a los institutos de salud durante el presente año.

3) Movimiento Ciudadano se opone a un presupuesto que perpetúa la tendencia de castigar presupuestalmente a los estados y municipios, y más aún, reprobamos que estos recortes tengan tintes partidistas, al afectar más a las entidades federativas que no son gobernadas por el partido del presidente. Como se ha denunciado, hay un recorte real de casi 60 mil millones de pesos al gasto federalizado y del total de éste se plantea destinar más del 60 % a las entidades federativas gobernadas por el partido Morena.

Más aún, en lugar de atender las demandas de distintos sectores productivos, como el campo, se reasignarán recursos, pero para ampliar los programas asistencialistas ideados por el Ejecutivo, muchos de los cuales ni siquiera cuentan con reglas de operación, como Jóvenes Construyendo el Futuro, al que pretenden asignar más de 25 mil millones de pesos; Sembrando Vida, al que pretenden asignar más de 28 mil millones; o el de becas para estudiantes, al que pretenden asignar casi 30 mil millones. Así, mientras se castiga a los proyectos de inversión productiva en las entidades federativas, se engorda la llamada caja negra del gasto social de esta administración y la lógica centralista impulsada por este gobierno.

En resumen, tenemos la convicción de que un presupuesto centralista y discrecional está condenado al fracaso ya que continuará desalentando la inversión y la productividad, enfilará a nuestra economía al estancamiento y un casi nulo crecimiento, castigará a sectores productivos cruciales de nuestra economía, abonará al ejercicio opaco e ineficiente del gasto y, por todo ello, no servirá a las y los mexicanos, no servirá para que México alcance sus objetivos de desarrollo.

DANOS TUS COMENTARIOS

¡Comenta, comparte tu opinión y continúa informándote de los artículos que te compartimos en Movimiento Ciudadano!

SÚMATE

¿Estás en contra de que compren la voluntad ciudadana?
¡Regístrate aquí!

* Todos los campos son requieridos