Amagan a reporteros; alegan confusión

Réplica de Medios| 27 Oct 2014

Acapulco, México (27 octubre 2014).- Policías vestidos de civiles y armados amedrentaron, sin identificarse, a un grupo de reporteros que viajaba al Municipio de Cocula, donde este lunes fue hallada una fosa con restos óseos, denunciaron comunicadores.

Cerca de las 22:30 horas y después de conocerse el hecho, la Secretaría de Gobernación justificó que los elementos bajaron de sus vehículos para impedir que se pusiera en riesgo una operación en la que se trasladaba a una persona involucrada en la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa.

La dependencia argumentó que los elementos de la PF actuaban vestidos de civil y en vehículos que no contaban con ningún tipo de balizado porque realizaban una operación encubierta.

"Iniciado el traslado del detenido en los vehículos antes referidos, los elementos federales se percataron de que eran seguidos por un auto que no presentaba ningún logotipo que permitiera su identificación, por ello, para asegurar la integridad de los elementos y del propio detenido, los integrantes del último vehículo del convoy policial descendieron con la intención de impedir que se pusiera en riesgo la operación.

"Al percatarse de que éstos eran periodistas volvieron a abordar su vehículo y partieron con el detenido en dirección al municipio de Iguala", dijo Segob.

Según la narración de los informadores de las empresas Televisa y Agencia de Noticias e Información de la Ciudad de México (ANICM), los hombres que los interceptaron portaban fusiles AR-15.

"Un poco más adelante, a unos 500 metros del arco saliendo de Cocula, se nos atraviesa este vehículo, el Pontiac color gris, se bajan los cuatro sujetos, nos apuntan con sus armas largas y corren hacia nosotros.

"En ese momento dijimos 'qué va a pasar, nos van a disparar', y en ese momento nos dieron la orden de abrir las ventanas o las puertas, pero nos negamos; en eso, uno de ellos voltea su arma y con la cacha de este rifle golpea las ventanas, la ventana del conductor", narró el director de ANICM, Jonathan Ruiz.

Al no poder abrir la puerta por la fuerza ni romper la ventana, al sujeto se le caen armas y un celular, por lo que se agacha a recogerlas, pero también intentó desinflar uno de los neumáticos, contó.

Uno de los policías vestido de civil hizo una señal a elementos que sí estaban identificados, de la Policía Federal, que iban atrás, quienes a bordo de dos camionetas, una de ellas con el número 15154, obstruyeron el paso de la caravana.

Detrás de la primera camioneta también viajaban otros reporteros de las empresas TV Azteca y Uno TV, quienes atestiguaron los hechos.

El automóvil Pontiac GS iba acompañado además de otros dos vehículos sin placas de circulación y con hombres armados, que más tarde, se informó, también participaban en el operativo.

Ruiz señaló que en tres tiempos intentaron detener la marcha de la caravana de medios.

Los comunicadores interpusieron una queja ante organizaciones como Artículo 19 y dieron parte a las autoridades ministeriales federales.

Compartir